viernes, noviembre 23, 2007

[ Detrás del teléfono hay también otra persona ]

Cuando hemos tenido un problema de carácter técnico con algún equipo, cuando hemos querido saber una consulta, hacer un reclamo, pedir asistencia, hacer una compra telefónica; en fin en cualquiera y más de estos casos, recurrimos a call centers.

Hace una semana estoy en capacitación para poder prestar soporte telefónico a una serie de servicios de un empresa grande de Telecomunicaciones. El hecho de que solo trabaje 20 horas semanales hacen que pueda ser totalmente compatibles con mis estudios, además de conocer y trabajar con términos que diariamente veo en la salas de clases.

Me ha bastado solo una semana para ver el nivel de presión con el cual trabajan lo operadores: una llamada tras otra, clientes groseros, errores de contratos (que se traducen en problemas para soporte), clientes prepotentes, llamadas de bromas; son el pan de cada día y de cada hora minuto y segundo.
Las llamadas son una tras otra y no hay descanso alguno, solo cuando puedes hacer un brake para poder tomar algo de aire y volver nuevamente a tratar casos que muchas veces son engorrosos en su manera de tratar.

En la mayoría de los trabajos así, las remuneraciones por este servicio no son muy buenas. Obvio que son mayores que al mísero sueldo mínimo que existe en nuestro país, pero aun así por el nivel de presión y los malos tratos creo que no se justifica el sueldo.

La manera de analizarlo en detalle es otro tema, yo por ahora solo les pido a las personas que transiten por aquí, que mañana cuando tengan que reclamar por un mal servicio no se descarguen en la persona que esta al otro lado del teléfono y que su molestia solo se traduzca en una demostración civilizada, realmente como debe ser.

Somos personas y no la empresa.

Saludos

1 comentario:

La Hormiguita Cantora dijo...

Sabes lo que pasa? Uno se cansa de ser amable cuando la gente de soporte es rota y punto. Por ejemplo, tuve un plan de internet asqueroso con esos wnes de Tutopia, y una vez me dejaron "en espera" pero se les olvido ponerme musiquita. Tuve que escuchar como el tipo de soporte se referia a mi con los peores adjetivos posibles (llegue a aprender garabatos) porque por el mal servicio debia llamar a menudo, y eso que por lo mismo me preocupaba mucho de ser amable.

La cantidad de veces que me han pasado situaciones similares es abismante, incluso cuando he ido a solicitar asistencia por servicios contratados en persona a alguna oficina.

Sorry, pero uno no puede andar con cara de weon sonriente dejando que los demas te insulten, sobre todo si estas pagando por el producto o servicio. A veces la gente de soporte o servicio al cliente se gana su trato.

A la larga uno reconoce y agradece a quienes se esfuerzan por atender. Te va a ir bien ;)

Saludos con frio :D